Las dietas solo funcionan temporalmente

//Las dietas solo funcionan temporalmente

Las dietas funcionan mientras se hacen. El problema es que humanamente es imposible estar toda la vida a dieta, porque hacerlo conlleva privación, fracaso, y mucha fuerza de voluntad. La mayoría de las dietas están basadas en la premisa de “privarse de algo”, La tensión y el conflicto nos hacen sentir que estamos librando una batalla interior en la que nuestra energía está dividida entre lo que podemos o no podemos comer frente a lo que realmente nos apetece, y esto nos produce malestar.

dietas temporales

El hecho de que te des cuenta de las sensaciones y emociones de tu cuerpo es el primer paso para poder elegir libremente y no automáticamente, desde la necesidad. Cuando te conectas con la idea de que tienes la posibilidad de elegir, en vez de sentir que no tienes el control y que tienes que sucumbir a tu necesidad, estas en el buen camino.

Aquí no te voy a proponer que hagas una dieta, sino que aprendas a manejar el problema desde otro ángulo: cambiando tu actitud ante la comida.

Se trata de que te des cuenta del comportamiento que tienes y de que ese comportamiento inconsciente se debe a uno o varios motivos que han sucedido en el pasado y te han dejado una sensación de malestar. Esa sensación todavía perdura porque no has sabido que hacer para cambiarla, y por ello intentas combatirla comiendo en exceso. El pasado nos influye en el presente y a veces tenemos que modificar la manera en que interpretamos nuestro pasado para poder cambiar nuestro presente.

La nueva meta es conseguir el peso ideal sin hacer dieta. Los caminos siempre tienen una dirección, los hay más rectos y os hay más tortuoso, también existen caminos conocidos y nuevos caminos. Con este programa que te propongo es un nuevo camino, una nueva forma de alcanzar lo que deseas, aprender a conseguir tu peso ideal sin hacer dieta.

La relación cuerpo-mente es indiscutible y funciona en las dos direcciones: nuestro cuerpo influye en nuestra mente y nuestra mente influye en nuestro cuerpo.

Para comenzar a cambiar tu comportamiento tus hábitos ante la comida tienes que hacer consciente lo inconsciente. Difícilmente se puede cambiar un comportamiento inconsciente sin hacerlo consciente primero. Cuando tomes consciencia conviene que te fijes: 1) qué dispara tu comportamiento, 2) que lo mantiene y 3) que lo refuerza para que lo sigas repitiendo.

Reflexiona sobre esto…

2017-05-16T08:54:54+00:00

About the Author:

¡Es tu momento! Deja tu opinión, duda o pregunta